Smart data, recogida de datos via smartphones y movilidad en República Dominicana

 

El uso de sistemas GPS Smartphone para capturar la movilidad está teniendo un auge importante en la investigación del transporte. Se citan casos tales diversos como Holanda con el Dutch Mobile Mobility Panel[1], Italia con un análisis de ‘returners’ y ‘explorers’ entre ciudades, y Nairobi donde se ha utilizado las señales de Smartphone para mejorar el transporte informal.

A través de datos GPS, cuando el diseño lo permite, un análisis de movilidad puede ser realizado a nivel micro. En tal caso, la recogida de datos consiste primeramente en el diseño de una aplicación que hace un seguimiento del movimiento del usuario. Este movimiento es capturado en coordenadas GPS como una serie de puntos que marcan la ruta seguida por el usuario durante días o semanas. Modo de transporte y propósito pueden ser inferidos mediante un algoritmo interno de la aplicación. Posteriormente, los usuarios pueden proceder a corregir la información, tales como número de viajes, modo de transporte, propósito de viaje, etc. mediante interacción web. La información es almacenada en un servidor, desde donde es descargada para realizar los análisis de movilidad. El análisis y modelización permitiría conocer y predecir las rutas, paradas, destinos, tiempos de viaje y tiempos de espera de los usuarios. Igualmente, patrones de movilidad en cuanto a modo y destino también pueden ser analizados y optimizados.

Por otro lado, los datos GSM no siempre permiten el seguimiento a nivel micro (individual) de los usuarios debido a condiciones de privacidad. Sin embargo, ofrecen velocidad y densidad de la señal. Siendo posible identificar aglomeraciones en un contexto temporal y espacial. Por ejemplo, eventos especiales a horas determinadas, y congestión de tráfico, horas punta, etc.

Algunos países han utilizado Twitter para ‘escuchar las ciudades’. Mediante extracción de palabras clave, se reconstruye información que representa satisfacción con servicios y lugares. En este sentido, el uso de big data se aplica a estimaciones de atracción y generación de viajes a determinados destinos.

Igualmente, el uso de datos TomTom para analizar la accesibilidad dinámica en carretera permite conocer los tiempos de viajes a intervalos temporales mínimos. De esta manera los usuarios de la vía pueden planificar su viaje evitando la congestión. El concepto accesibilidad se refiere a la facilidad de alcanzar destinos en determinado intervalo de tiempo, considerando que cada destino posee un peso dado por empleos disponibles, zonas comerciales, etc.

El reto de la planificación del transporte es diseñar herramientas eficientes económicamente. La recogida de datos no es siempre económicamente factible. Es por esto que el uso de datos pasivos implica un gran atractivo. Enfrentamos un tiempo de popularidad en el uso de big data, redes sociales, señales GPS y GSM datos e información en la planificación del transporte. República Dominicana cuenta con estas herramientas, cómo podemos utilizarlas? . Recurrir a estas herramientas para mejorar el transporte público sería un competente punto de inicio.

 

Dr. Ing. Lissy La Paix

Enschede, the Netherlands.

 

 

[1] https://www.nwo.nl/onderzoek-en-resultaten/onderzoeksprojecten/i/67/8367.html